En el Día Mundial de la Vida Silvestre, AAP - Animal Advocacy and Protection - insta a los líderes de la UE a tomar medidas para proteger a los animales salvajes en Europa

Con motivo del Día Mundial de la Vida Silvestre, la Fundación AAP - Animal Advocacy and Protection reitera su llamamiento por una legislación en la Unión Europea que proteja a los animales salvajes, y a los ciudadanos. En particular, los animales salvajes en los circos deberían ser una cosa del pasado, con un número creciente de organizaciones que piden una prohibición a nivel de la UE.

En los últimos 20 años se han registrado más de 300 incidentes con unos 600 animales salvajes implicados, lo que hace una media de 15 por año en toda la UE, algunos de ellos fatales[1]. Estos incidentes continúan, como lo ilustra el reciente escape de un elefante de un circo en Milán, Italia, que terminó en la concurrida circunvalación del Idroscalo.

A medida que la atención en Bruselas se centra en las próximas elecciones al Parlamento Europeo en mayo y los grupos políticos preparan sus manifiestos, el Día Mundial de la Vida Silvestre es un recordatorio ideal para que los legisladores y políticos se comprometan firmemente con el bienestar animal.

“El número de incidentes con animales salvajes y público en circos de la UE es sorprendente. Además de consideraciones sobre bienestar animal, los circos con animales salvajes son un riesgo para la salud y seguridad públicas. Sin embargo, todavía se les permite moverse libremente de un Estado miembro a otro, incluso a países donde la legislación nacional no les permite actuar con ellos. Este es un problema transfronterizo en la UE que debe abordarse desde Bruselas” afirma la Responsable de Incidencia Política y Campañas de AAP, Raquel García-van der Walle.

La campaña para prohibir el uso de animales salvajes en los circos gana fuerza en España, donde siete de las comunidades autónomas ya han aprobado su prohibición (Cataluña, Baleares, Galicia, Región de Murcia, La Rioja, Comunidad Valenciana y Aragón) y tres más seguirán su ejemplo en las próximas semanas. La ciudad de Madrid también ha anunciado que ya no autorizará circos con animales salvajes. Es evidente que la tendencia es imparable también en toda Europa donde más de 720,000 personas han firmado la petición lanzada por Infocircos para prohibir el uso de animales salvajes en los circos.

La mayoría de los europeos condenan el uso de animales salvajes en los circos. La encuesta realizada por YouGov para la Fundación AAP el año pasado destacó que el 65% de los ciudadanos de la UE se oponen a esta práctica. A pesar de que 18 Estados miembros de la UE ya han prohibido los animales salvajes en los circos, países como Alemania y Francia se están quedando atrás. “Los europeos están más que listos para un nuevo tipo de entretenimiento que no implique abusar de los animales salvajes. Es hora de que los políticos de la UE escuchen y actúen” insiste Raquel Garcia-van der Walle.

Paralelamente a sus esfuerzos para mejorar la legislación de protección y defensa animal, el trabajo de AAP para ofrecer un mejor futuro a primates y otros mamíferos exóticos en Europa ha continuado sin cesar en el último año. Esta semana se han reubicado con éxito dos leones machos que fueron cedidos voluntariamente por un circo español a la Fundación. Vigo y Kumba viven ya apaciblemente en el zoológico de la Isla de Wight en el Reino Unido.

 

[1] Data based on Research conducted by the Eurogroup for Animals in 2017.